La historia de Leti, una aspirante a actriz porno

Para animar a todos aquellos que quieran dedicarse a la actuación porno, queremos ofreceros el testimonio de una chica que, siguiéndonos asiduamente y pidiendo algunos de nuestros consejos, consiguió su sueño de dedicarse profesionalmente al mundo del cine porno. Y no dudó en compartirlo con todos nosotros.

Ella se llama Leti, y hace un tiempo, y con 22 años cumplidos, se afanaba por sacarse la carrera de medicina. Siempre había sido buena estudiante, y ser médico le hacía ilusión, pero por ese entonces, y tras tantos años de estudio, sentía que algo le faltaba, que terminar su carrera no era la única meta que tenía en la vida, y que quizá fuera buena idea buscar otro horizonte en su futuro que no tuviera que ver nada con esto.

Y es que Leti era una de esas jovencitas que en la actualidad consumen tanto porno online como los hombres, pero que no se lo cuentan a nadie. Y secretamente, ella soñaba con ser una mujer tan deseada como aquellas actrices porno que veía en los videos xxx; sabía que no era una chica de cuerpo explosivo ni una belleza impresionante, pero tampoco se podía decir que careciera de atractivo. Y cada vez la idea entraba más y más en su mente, hasta que le pareció que podía ser posible hacer uno de sus sueño realidad.

Al conocer uno de los avisos de nuestro blog sobre castings porno, ella y una amiga decidieron presentarse a uno. Sin embargo, algo falló aquel día, porque cuando tuvieron que ponerse delante de los directores de casting y tener sexo con un desconocido, la cosa se les hizo muy cuesta arriba, y ninguna de las dos consiguió llevar su prueba a buen puerto. Pero cuando el destino llama a nuestra puerta es imposible no hacerle caso, y fue él quien quiso que, por casualidad, anduviera por allí un directivo de una agencia de modelos eróticas, y se fijara en ella.

A él le encantó la apariencia de Leti, una chica que tenía una apariencia muy normal, pero que con un poco de trabajo en serio podía ser algo muy distinto. Lo primero que le pidió fue unas fotos amateur, sin que fueran pornográfica, pero cuando ella las mandó y él vio todo su potencial, la citó para una sesión fotográfica mucho más picante. Y esos fueron sus primeros pasos en el mundo del porno.

Ahora Leti nos cuenta que, tras comenzar su carrera como modelo erótica, que le va francamente bien, se está preparando para la actuación, para dar el salto definitivo al cine porno. Ése es su sueño y su meta, pero por ahora se concentra en la fotografía xxx, y también empieza a hacer algunos pinitos en videos caseros para algunas webs del sector (si queréis ver unas muestras, pincha aquí).

La historia de Leti es una historia sorprendente, que tiene grandes dosis de casualidad y, por qué no decirlo, también de suerte. Pero también de tesón, perseverancia y trabajo, y de saber dar los pasos correctos para que el arduo camino hacia lo que se sueña pueda ser lo más sencillo posible. Gracias a que se le ocurrió pedir consejo en nuestro blog, se presentó a ese casting porno que termino resultando un fiasco, sí; pero si no lo hubiera hecho, no hubiera conocido a ese fotógrafo que le abrió las puertas del porno, aunque fueran traseras y no las que ella imaginaba. Y sus ganas de trabajar, su esfuerzo diario y la ilusión en lo que hace, terminan de hacer el resto.

Hoy Leti se gana la vida muy bien siendo modelo porno, y está deseando dar el gran paso hacia el cine X, en cuento esté bien preparada. ¿Y su carrera como médico? Pues sigue estudiando, y se ha dado cuenta que tener una ilusión y sentir que va a cumplirse la hace sentir muy bien, y que hasta sus estudios de medicina se han beneficiado de eso. Desde aquí le deseamos la mejor de las suertes.

Lo llaman porno, pero puede ser otra cosa…

Desde sumavisos.es nos gusta teneros al tanto de todas las novedades que vayan surgiendo para acceder a una carrera dentro del mundo del porno. Es por eso que hoy quiero hablaros de un fenómeno que está surgiendo últimamente en los anuncios de castings porno, para que estéis alerta y no os llevéis sorpresas desagradables.

Hace unos meses, se conoció la noticia de tres actrices porno, ya con algunos pinitos en el mundillo, se presentaron a una convocatoria de castings de la que les hablaron sus agentes; ojo, porque aquí se demuestra que no había por qué pensar que se tratara de otra cosa, ya que si alguien manda una oferta así a una agencia, es porque es algo serio, y claro, nadie se preocupa de investigar.

El caso es que estas tres mujeres se presentaron en el lugar de la prueba, por supuesto muy preparadas para dar a conocer sus mayores habilidades xxx; y se quedaron de piedra cuando el director empezó a pedirles que hicieran una serie de cosas que nada tenían que ver con el porno, como jugar con muñecas o vestirse de un personaje de Pokemon, y cantar y bailar en plan cómico. Ellas por supuesto no  se negaron a ninguna de estas cosas, y aunque quedaron extrañadas, precisamente por ser unas profesionales no discutieron sobre esta absurda audicion, aunque sí que comentaron entre ellas y con sus agentes lo extraño del asunto.

Su sorpresa fue cuando un día descubrieron que sus videos amateur de ese casting habían llegado hasta Youtube, sin haber solicitado sus permisos, y explicando que se había tratado de una broma. Empezaron entonces una serie de pleitos y denuncias que aún están en proceso, aunque es de preveer que la justicia dará la razón a estas actrices, que únicamente realizaron su trabajo y en ningún momento fueron informados de que estos vídeos podían acabar en la red.

Aunque al fin la justicia se declarará a favor de ellas, o al menos es lo esperado, el mal rato no se lo quita nadie, por no hablar de la vergüenza de haber sido engañadas y haber caído en esta trampa tan absurda, que se podía haber evitado si se hubiera pedido un poco más de información y se hubiera actuado con más celo al investigar el origen de este casting y su gracioso director. Ya digo que el bromista se lo montó muy bien, fue siguiendo todos los pasos oficiales de forma estricta hasta poder llegar a estas actrices, pero de todas formas la alarma debía haber saltado en algún lado, si se hubiera seguido un control más estricto.

Así que cuidado con esto, estad alertas a las noticias que encontréis sobre este tipo de convocatorias porno, y hacer que vuestros agentes, si tenéis la suerte de tenerlos, averigüen muy bien de dónde salen y quién las organiza, y controlen que nada se haga público sin vuestro consentimiento. En estas cosas del porno e internet, hay que andar con mil ojos, pues la reputación también influye en esta profesión, y una mala jugada puede hundir una carrera por muy bien construida que esté.