Un parón para grabar porno al aire libre

Parece que la nueva tendencia en las producciones de cine para adultos es rodar escenas en plena calle, a plena luz del día y frente lugares o edificios emblemáticos. Según ha saltado a las noticias, esto se está convirtiendo en una práctica bastante común en las ciudades de España, y también en otras de Europa, y como siempre hay sentimientos encontrados, sobre si realmente es una práctica escandalosa que merece alguna clase de sanción, o deberíamos verlo como una expresión de arte y aprender a normalizar estas situaciones. Tal y como suele pasar, la polémica está servida.

Pero en lo que a este blog respecta, no se puede dejar de reconocer que la idea es, además de novedosa, bastante interesante, y se ajusta perfectamente a todo aquel que quiera iniciarse en el mundo del cine x, o tal vez, de los videos porno gratis. Por supuesto, esta práctica ha sido realizada por profesionales, pero si se puede traspasar a la pornografía amateur, ¿no estaría bien comenzar a ser actor o actriz porno realizando nuestras propias producciones al aire libre? Y para colmo, estaríamos en la creta de la ola en cuanto a la nueva moda cinematográfica.

Dos pequeños matices para esta idea, que nos ha parecido muy buena. El primero, el informarse bien sobre qué consecuencias podría acarrear el ser pillados haciendo esto, y también realizar este proyecto con un poco de cabeza; grabar al aire libre no significa hacerlo en público, y al menos debería vigilarse qué tipo de público, para no buscarnos más problemas de los debidos. De cualquier forma, si sois actores amateur, no creo que estéis tan a gusto rodando porno delante de extraños, y bueno, tampoco cuesta nada el tener un poco de precaución, e intentar buscar sitios y horarios que nos ahorren un disgusto. No sé si me explico.

Y el segundo matiz es que, por poco que se quiera, llega una época del año en que andar en bolas a la intemperie no apetece mucho. Cierto, los actores deben ser sacrificados, y adaptarse a todo tipos de condicione para rodar; pero hombre, un poco de cabeza, nadie puede concentrarse mientras sientes en tu piel desnuda un frío viento cortante, o gotas de lluvia, o incluso copos de nieve. Así, lo mejor sería aconsejar este proyecto para cuando las condiciones atmosféricas sean más benignas, a no ser que realmente te guste vivir y trabajar al límite, jeje.

Pero nadie te impide, durante estos meses fríos que ya vienen, pensar en todo ello, hacer planes, y plantearte si realmente todo esto cumpliría con tus expectativas. Más vale prepararse a conciencia, y quién sabe, ahí podría estar el futuro profesional de muchos aspirantes al cine porno.